Archivo de la categoría: Experiencias gastronómicas

La Gastronomía como Producto Turístico en la Provincia de Valencia

 

Foto TFG

El proyecto de Fin de Grado en Turismo lo realicé sobre una temática que me interesa especialmente, el Turismo Gastronómico.

El estudio hace un recorrido por los principales productos gastronómicos a nivel internacional, partiendo de aquellos países que son referente en la planificación y gestión del Turismo Gastronómico en su territorio.

Posteriormente, y con el mismo criterio, se traslada este análisis a España, a través de aquellas Comunidades Autónomas que de manera más decidida han apostado por esta tipología de turismo.

Para la Comunidad Valenciana se realiza un diagnóstico de la gastronomía como producto turístico en la provincia de Valencia, a través del análisis de los siguiente puntos:

  • Liderazgo en materia de Turismo Gastronómico
  • Organización de Marketing en el destino
  • Asociacionismo y colaboración entre agentes implicados
  • Productos con denominación de origen
  • Recursos gastronómicos (restaurantes, eventos, mercados, museos, escuelas de hostelería, etc).
  • Experiencias de Turismo Gastronómico
  • Inteligencia de mercados. Análisis de la demanda
  • Acceso a los mercados de origen
  • Apoyo financiero y medición de resultados

Un vez realizado el diagnóstico del estado actual del Turismo Gastronómico en la Provincia de Valencia, se identifican posibles Espacios Gastronómicos, entendidos como «aquellas áreas delimitadas de territorio cuyas estructuras y actividades turísticas gocen de tal homogeneidad que permita la ejecución de una política turística común y uniforme para toda el área” (Plan de espacios turísticos de la Comunidad Valenciana).

Por último, y partiendo de dichos Espacios Gastronómicos, se proponen 3 Itinerarios Turístico-Gastronómicos basados en Rutas Gastronómicas. El Trabajo Fin de Grado finaliza con una serie de conclusiones obtenidas tras el desarrollo del mismo, así como con las distintas fuentes de información consultadas.

Espero que sea de interés para todas aquellas personas interesadas en el Turismo Gastronómico. Lo podéis descargar a través del siguiente enlace:

La Gastronomía como Producto Turístico en la Provincia de Valencia

Nota: El archivo está en formato PDF. Se encuentra en la Web www.academia.edu, por lo que es necesario tener o crear una cuenta en esta plataforma para poder descargar el documento.

Foto TFG 3

Foto entrada blog (TFG)

Salsa Romesco al estilo de la abuela de Noemí

Gracias a las dotes de persuasión 100% efectivas de una buena amiga pude tener acceso a la receta original de la Salsa Romesco de la abuela de Noemí. Ella también es una apasionada de la Romesco, y tiene una especial mano en su elaboración.

De nuevo me invitaron a una Calçotada, así que decidí elaborar yo mismo la salsa siguiendo el paso a paso de esta receta ancestral:

Ingredientes y Cantidades

2 Kg de tomates asados

1 cabeza de ajos asada

1 o 2 dientes de ajo crudo

3 o 4 cayenas

½ Kg almendra tostada (se puede incluir 300 gr almendra y 200 gr de avellanas, o bien solo almendra).

c/s sal

c/s vinagre

c/s aceite de oliva

c/s = Cantidad suficiente

Elaboración

– Asar los tomates enteros junto con la cabeza de ajos y dejar enfriar

– Tostar las almendras, triturar y reservar

– Pelar los tomates y los ajos y triturar junto con el ajo crudo, la cayena y la almendra tostada triturada.

– Incorporar la sal, el vinagre y el aceite

Observaciones

* Si queda demasiado espesa, añadir un poco de agua antes de aliñarla

* No escatimar en aceite de oliva

* Ojo con el vinagre, yo le puse una cucharada sopera, pero eso ya va al gusto de cada uno

* Cuidadín con la cayena. Más vale empezar poniendo solo una e ir añadiendo más según el punto de picante que se desee.

La salsa quedó muy rica, y la próxima vez haré alguna rectificación conforme a las observaciones de Isidro, otro buen conocedor de la Salsa Romesco. Estas observaciones hacían referencia al punto de picante (no pasarse con la guindilla para que no se apodere de los calçots) y tamaño de almendra (lo más triturada posible para que casi no se perciba en el paladar). No queda otra que utilizar la Thermomix la próxima vez:)

Calçotada a Tutti-Plen

Hacía bastante tiempo que no participaba en una Calçotada, y por esas cosas del destino tuve la suerte de que me invitaran la semana pasada a pasar un día estupendo en muy buena compañía, degustando un producto que me apasiona, y que es relativamente difícil de probar si uno no vive en Cataluña: el Calçot.

El Calçot, para quién no lo conozca, es una variedad de cebolla muy similar al puerro, con un tallo blanco de unos 20-25 cm que se obtiene amontonando tierra sobre los brotes de la cebolla inicial (calçar la terra). De esta forma se logra un producto muy tierno que combina a la perfección con una de las salsas base de la cocina catalana: la salsa Romesco.

Por si no fuera suficiente el poder probar los Calçots traídos de origen, se rizó el rizo gracias a la mano maestra que elaboró la salsa romesco. Partiendo de una receta familiar a base de tomates maduros, ajos, almendras, unas pocas avellanas, ñoras y vinagre nos deleitó con un bocado de lujo en combinación con los Calçots o mojando directamente en pan de hogaza.

La Calçotada, a diferencia de otras propuestas gastronómicas, trasciende el simple echo de degustar un producto singular y se convierte en un experiencia gastronómico-social donde lo que prima es degustar y compartir un momento especial en buena compañía.

El proceso de elaboración de los Calçots se inicia con la puesta a punto de las brasas que serán la base para calcinarlos. Los que yo pude degustar, elaborados magistralmente por Carlos y Gonzalo, se ensartaban en un alambre una vez retirada la parte verde del Calçot, y posteriormente se situaban sobre una parrilla sobre las brasas y las llamas de sarmiento. Una vez cocinados, se envolvían ligeramente en papel de periódico y posteriormente se comían apretando desde la base del Calçot para retirar la parte exterior calcinada y bañando en la salsa romesco, cuidando de ponerte el Babero para no mancharte en exceso.

Si es la primera vez que te enfrentas a una Calçotada te sorprende el número de Calçots que se estiman por persona, pero una vez te pones al lío, puedes comerte entre 15 y 20 sin problemas. Los hay con buen saque que pasan de la treintena casi sin despeinarse:).

Pero aquí no acaba la cosa. Tras esta degustación se aprovechan las brasas para asar carne y embutido, completando de esta forma la comida. Si a esto añades el excelente brazo de gitano que tuve la oportunidad de probar, el vino que bebimos y la tertulia posterior a la comida, el resultado final fue de 10.

Desde aquí os animo a participar en una Calçotada a la mínima oportunidad que tengáis, y aprovecho también para felicitar las navidades y agradecer la excelente acogida que recibí por parte de Sonia, Gonzalo, Carlos, Paloma y el resto de personas con las que compartí un día muy especial:)).

Un fuerte abrazo a tod@s y feliz año

Museo de la Horchata y la Chufa

En el mismo municipio donde se encuentra la famosa Horchatería Daniel, nos encontramos en medio de la huerta con el Museo de la Horchata y la Chufa de Alboraya.  Para los aficionados como yo al Turismo Gastronómico resulta especialmente interesante conocer insitu el proceso de cultivo del ingrediente principal de la horchata, La Chufa.

El museo se ubica en un entorno de especial valor paisajístico, en medio de la histórica huerta de Valencia. Por si esto fuera poco, la edificación que alberga el museo es una Alquería muy bien conservada que se remonta a la época de dominio árabe en Valencia. Fue en 1442 cuando Doña María de Castilla, esposa del rey Alfonso V, donó a la Catedral de Valencia la Alquería de El Machistre y su hermita.

Las alquerías son un elemento importante de la arquitectura rural valenciana. Son edificaciones singulares y señoriales que disponen de fachada principal orientada hacia el mediodía, una ermita, una torre, la entrada principal en arco de medio punto y las viviendas divididas en dos tipos de dependencias, las superiores para los señores y las inferiores para los arrendatarios.

Este es el escenario en el que se desarrolla la visita guiada al Museo, que se inicia con la descripción del proceso de cultivo de la chufa y la obtención de la Horchata y finaliza con la degustación de Horchata natural junto con productos artesanos, como los Fartones y la Coca de Llanda elaborada con harina de Chufa.

Entre medias, recorrido por las distintas dependencias abiertas al público de la Alquería, incluyendo el campanario desde donde se divisa una impresionante panorámica tanto de la zona de huerta como del mar a lo lejos.

Comentar, por último, que la Chufa está acogida al Consejo Regulador de la Denominación de origen Chufa de Valencia, organismo que vela por la calidad de la Chufa en todas las fases de su proceso de cultivo.

Disfrutando del Mercado Central de Valencia

Situado muy próximo a la plaza del ayuntamiento, y rodeado de otros monumentos de especial interés como la Lonja y la Iglesia de los Santos Juanes, destaca este edificio de estilo modernista cuya inauguración data de 1928.

Una de las visitas que siempre recomiendo a los amigos que visitan Valencia es, sin duda alguna, la del Mercado Central. La belleza arquitectónica del edificio, unido a la variedad y riqueza gastronómica de los productos que se comercializan, lo convierten en un espacio único de la ciudad.