El entorno del arroz como producto gastronómico

Que los entornos arroceros situados en Espacios Naturales Protegidos tienen un enorme potencial de desarrollo turístico-gastronómico  es una evidencia que se observa a través de proyectos específicos como el que se está desarrollando actualmente a iniciativa de Montsià Actiu, en la comarca de Montsià.

El proyecto, enmarcado en la red de territorios arroceros vinculados a espacios naturales protegidostiene por objeto la puesta en valor de los distintos recursos que rodean al arroz, tanto patrimoniales como turísticos y/o agroalimentarios. Inicialmente forman parte del mismo los territorios de La Albufera de Valencia, Doñana y el propio Delta del Ebro, cuyas comunidades autónomas representan aproximadamente el 65% de la producción arrocera nacional.

Si se analiza cada uno de los espacios por separado se observa que a día de hoy ya existen iniciativas que promueven la puesta en valor del entorno de los arrozales, como visitas guiadas, escuela del arroz, museos, promoción dirigida a cocineros nacionales e internacionales, degustación de especialidades gastronómicas en restaurantes, venta de productos agroalimentarios, cruceros, y así un largo etcétera de actividades vinculadas al territorio.

Me parece una buena iniciativa, a falta de ver qué propuestas nacen de la colaboración entre los distintos espacios naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *