Salsa Romesco al estilo de la abuela de Noemí

Gracias a las dotes de persuasión 100% efectivas de una buena amiga pude tener acceso a la receta original de la Salsa Romesco de la abuela de Noemí. Ella también es una apasionada de la Romesco, y tiene una especial mano en su elaboración.

De nuevo me invitaron a una Calçotada, así que decidí elaborar yo mismo la salsa siguiendo el paso a paso de esta receta ancestral:

Ingredientes y Cantidades

2 Kg de tomates asados

1 cabeza de ajos asada

1 o 2 dientes de ajo crudo

3 o 4 cayenas

½ Kg almendra tostada (se puede incluir 300 gr almendra y 200 gr de avellanas, o bien solo almendra).

c/s sal

c/s vinagre

c/s aceite de oliva

c/s = Cantidad suficiente

Elaboración

– Asar los tomates enteros junto con la cabeza de ajos y dejar enfriar

– Tostar las almendras, triturar y reservar

– Pelar los tomates y los ajos y triturar junto con el ajo crudo, la cayena y la almendra tostada triturada.

– Incorporar la sal, el vinagre y el aceite

Observaciones

* Si queda demasiado espesa, añadir un poco de agua antes de aliñarla

* No escatimar en aceite de oliva

* Ojo con el vinagre, yo le puse una cucharada sopera, pero eso ya va al gusto de cada uno

* Cuidadín con la cayena. Más vale empezar poniendo solo una e ir añadiendo más según el punto de picante que se desee.

La salsa quedó muy rica, y la próxima vez haré alguna rectificación conforme a las observaciones de Isidro, otro buen conocedor de la Salsa Romesco. Estas observaciones hacían referencia al punto de picante (no pasarse con la guindilla para que no se apodere de los calçots) y tamaño de almendra (lo más triturada posible para que casi no se perciba en el paladar). No queda otra que utilizar la Thermomix la próxima vez:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *