Los Chiringuitos como recurso gastronómico

Según una de las acepciones del diccionario de la RAE, un Chiringuito es un quiosco o puesto de bebidas al aire libre. Entendidos como tal, la verdad es que quedarían excluidos muchos de los Chiringuitos de playa que frecuentamos en verano.

Suelen complementar su oferta de bebidas con una propuesta gastronómica reducida que incluye elaboraciones adaptadas a un clima caluroso.

Partiendo de la idea que tenemos de lo que es un Chiringuito, yo me pregunto en qué medida pueden evolucionar para convertirse en si mismos en un recurso que atraiga a turistas que valoran especialmente la gastronomía del destino que visitan.

Analizando distintos Chiringuitos que he visitado este verano, llego a la conclusión de que es algo que tarde o temprano se va a producir. Inicialmente puede parecer tarea imposible, pero mirando el proceso de reconversión que actualmente se está dando en el sector de restauración, nada hace pensar que no vayan a surgir conceptos de restauración novedosos vinculados con los Chiringuitos.

De hecho, ya están surgiendo, como el recientemente inaugurado Pez Vela, en los bajos del impresionante Hotel Vela de Barcelona, o Ca la Nuri en la zona del Paseo Marítimo. Otro claro ejemplo podría ser CbBC en Ibiza en sus diferentes conceptos.

Creo que actualmente la imagen que se tiene de los Chiringuitos, aún siendo muy positiva, no es precisamente la que ofrecen los negocios señalados, y quizás este sea el motivo por el cual se hará necesario crear una nueva tipología de Chiringuitos que actualice su imagen a través de la definición de un conjunto de atributos claramente identificables para el turista.

En mi opinión, sería muy similar a la adaptación sufrida por los bares reconvertidos en Gastrobares. Esta idea que inicialmente parecía difícil de materializar, se ha convertido en poco tiempo en algo que identifica claramente a una tipología concreta de negocios de restauración.

Puestos a dar nombres, se me ocurre el de Gastrobeach o el de Gastrochiringuito para englobar a un conjunto de chiringuitos que pueden convertirse con el tiempo en un referente para todos aquellos turistas que viajan con un clara motivación gastronómica.

Los chiringuitos permiten el disfrute de un buen desayuno a pie de arena, comer un pescado de lonja o un buen arroz con vistas al mar, degustar cócteles elaborados por profesionales y, en definitiva, sacar el máximo provecho de uno de los mayores privilegios que tenemos en las zonas de costa de España, nuestro excelente clima.

Apuesto por los chiringuitos:)

Foto: FlickrCC

Actualización Junio 2012 (Chiringuito Escrivà) y Julio 2012 (artículo en El País) y aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *