Restauración en movimiento

Tradicionalmente, numerosos conceptos de restauración partían de la consideración de una ubicación concreta y estática. De un tiempo a esta parte, este planteamiento está cambiando debido al surgimiento de nuevas propuestas gastronómicas a pie de calle y en constante movimiento. Me estoy refiriendo a los denominados food trucks, que son vehículos móviles (habitualmente furgonetas) habilitados para servir alimentos y bebidas en la calle sin una ubicación específica, desplazándose permanentemente a los lugares considerados de interés por el propietario del negocio. En España un claro ejemplo lo encontraríamos en los típicos puestos de churros de las ferias.

En algún sitio he leído que los food truck nacieron dentro del propio ejército, para dar respuesta a las necesidades de manutención en cada uno de los desplazamientos que efectuaban. Con el paso del tiempo esta idea se ha extendido por distintos países, y en la actualidad cocineros de reconocido prestigio como José Andrés o Paco Morales están desarrollando proyectos vinculados a la restauración en movimiento.

Estados Unidos en uno de los países pioneros en este tipo de iniciativas, y en ciudades como Miami (aquí, aquí y aquí), New York o Los Ángeles podemos encontrar páginas web que comercializan la oferta gastronómica de los food trucks, incluso eventos que reúnen cada ciertas semanas a los principales negocios sobre ruedas para el disfrute de los visitantes.

La imagen que habitualmente se ha tenido de este tipo de negocios está, creo yo, muy vinculada a las películas americanas que veíamos de pequeños, con furgonetas pintadas de colores llamativos y algo destartaladas donde se agolpaba la gente para pedir comida rápida y poco elaborada, tipo hamburguesas, hot dog, chips, goofres, etc. Esta imagen está variando drásticamente, ya que en la actualidad se busca un equilibrio entre continente y contenido, cuidando bastante el diseño del vehículo que sirve como medio de transporte y servicio de la oferta gastronómica. Un ejemplo claro de esta evolución es la próxima apertura de un food truck por parte del prestigioso cocinero José Andrés en Washington, D.C, habiendo contado para este proyecto con el prestigioso diseñador industrial Philippe Starck.

Ya en Europa, UK también ha fomentado este tipo de propuestas, especialmente en ciudades cosmopolitas como Londres, donde están al orden del día. En España, sin embargo, los food trucks no están todavía generalizados, aunque considero que esto cambiará y seguirá el camino marcado por otros países. Prueba de ello es la iniciativa que próximamente presentará el cocinero Rafa Morales en Madrid Fusion, basada en un tour gastronómico sobre ruedas cuyo hilo conductor serán las tapas.

De manera más cercana, también encontramos un símil en los puestos móviles de Orxata distribuidos por la ciudad de Valencia.

Habrá que seguir la pista de los food trucks, principalmente a través de las redes sociales o las series de televisión típicamente americanas:).

Foto: FlickrCC

Actualizado agosto 2013: La ciudad de Toronto amplía los espacios para food trucks en la ciudad.

Actualización 13/04/13: Food Truck de José Andrés

Actualización agosto 2013: Propuesta de food truck en Galicia (aquí)

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *