Archivo de la etiqueta: Museos gastronómicos

Chocolate convertido en arte

2013-11-23 11.16.05

 

En mi último viaje a Barcelona tuve la oportunidad de visitar el Museu de la Xocolata, que se encuentra anexo a la reconocida Escuela de Pastelería del Gremio de Pasteleros de Barcelona. El edificio que lo alberga es el antiguo Convento de San Agustín, y es en sus dependencias donde se inicia la visita al museo.

En la primera parte del recorrido se explica, a través de textos e ilustraciones, el proceso de obtención de uno de los productos gastronómicos más valorados y reconocidos a nivel internacional. A partir de ese momento se presentan distintas creaciones que emplean como elemento común el chocolate.

2013-11-23 11.47.24

 

 

 

 

 

 

Para lo más pequeños

2013-11-23 11.38.27

 

 

 

 

 

 

 

 

La Sagrada Familia

Al igual que sucede en arquitectura, también en el tratamiento artístico del chocolate ha habido una evolución basada en lo que aportaron a la disciplina los máximos representantes de la misma en cada momento histórico, y éste es el motivo por el cual aparecen representados los principales referentes artísticos, como por ejemplo Julio Carretero, Domènech Miró, Lluís Muixí o Josep Balcells, entre otros.

2013-11-23 11.42.05

 

 

 

 

 

 

En la parte final de la visita se pueden ver algunas piezas de origen empleadas para el tratamiento de la materia prima,

2013-11-23 11.44.13

 

 

 

 

 

 

Con anterioridad o posterioridad a la visita resulta muy recomendable callejear por el entorno de Ciutat Vella, disfrutando del espléndido Mercado del Borne y, si la ocasión lo permite, degustar en la misma calle Comercio donde se encuentra el museo las especialidades de uno de los restaurantes más reconocidos de Barcelona (Comerç 24), gestionado por el prestigioso cocinero Carles Abellán.

Definitivamente, el Museu de la Xocolata bien merece una visita!!!

Exposición sobre Ferran Adrià y el Bulli

Este pasado fin de semana tuve la oportunidad de visitar en Barcelona, concretamente en el Palau Robert, la exposición «Ferran Adrià y El Bulli. Riesgos, libertad y creatividad». El contenido es muy variado e interesante, y no es preciso ser todo un especialista en cocina para disfrutar de la exposición en su conjunto.

El recorrido toma como punto de partida los inicios de El Bulli en la década de los 60 gracias a la iniciativa del doctor Hans Schilling y su esposa Marketta, y continúa con imágenes y documentos variados de Ferran Adrià en su etapa inicial como cocinero a principios de la década de los 80. A partir de aquí, el recorrido transcurre a través de numerosos objetos de interés, como la muestra de vajilla del restaurante, cartas antiguas, ilustraciones, vídeos de los cocineros en pleno servicio, esquemas del proceso creativo, pictogramas, y así un largo etcétera de material de enorme interés para intentar comprender el por qué Ferran Adrià y su equipo de cocina han revolucionado la cocina a nivel internacional.

La muestra finaliza el 03 de Febrero de 2013, así que todavía queda algo de tiempo para visitar la exposición y, posteriormente, disfrutar de una de las ciudades gourmet más importantes a nivel mundial; Barcelona.

Museo del arroz de Valencia


Si hablamos de arroz, una de las zonas productoras por excelencia en España es Valencia, y en este sentido, no podía faltar un museo que describiera los usos y costumbres relacionados con el tratamiento de la gramínea que da lugar a uno de los platos más reconocidos internacionalmente, la
Paella.

Situado en un barrio de enorme arraigo, El Grao, se encuentra el Museo del arroz de la ciudad de Valencia. El edificio que lo alberga es un antiguo Molino que comenzó a funcionar a principios del siglo XX, y que en la actualidad presenta un excelente estado de conservación gracias a la restauración promovida por el ayuntamiento en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia.

Para hacernos una idea del proceso de tratamiento del arroz, éste pasaba por la siguiente maquinaria:

Zaranda de limpieza: Para separar las impurezas iniciales del arroz

Descascaradoras: Separando la cáscara del grano

Blanqueadora: Eliminando el salvado para dejar la característica superficie blanca del grano.

Zaranda clasificadora: Separando los granos de arroz según los distintos tamaños

Triarpalay: Separando el grano roto del entero mediante un cilindro que gira y tiene alveolos en sus paredes.

Dosificadora: Que controla la cantidad de grano roto que se mezcla con el grano entero

Matizadora: Mezcla el arroz con un aceite que mejora tanto su aspecto como su conservación.

Ensacadora: Distribuyendo el grano de arroz en distintos sacos para su comercialización posterior.

Este proceso puede observarse directamente en el Museo a través de la maquinaria restaurada y distribuida en distintas plantas, funcionando a un ritmo previamente programado que permite hacerse una idea bastante clara de cómo se desarrollaba el trabajo a principios del siglo pasado.

Una vez finalizada la visita, recomiendo no perderse:

Las Reales Atarazanas: declaradas monumento histórico-artístico en 1949, y que tienen su origen en la concesión de la licencia que el rey de Aragón Pedro III el Grande otorga en 1284 a los Cónsules de la Ciudad para edificar un local con el fin de construir y reparar los barcos que la Corona precisara en su lucha por conseguir el trono de Sicilia entonces en disputa.

y dar un bocado en:

Bodegas Montaña: Degustando especialidades como las anchoas, la Clóxina valenciana, las croquetas de bacalao, y otras recetas acompañadas de una bodega de impresión.

Espero que os guste

Foto Atarazana y Paella: FlickrCC. Texto Reales Atarazanas, aquí. Fuente Museo, aquí